Mijo Dulce

Información nutricional

(Valores por 100 g.)

Energía (Energy) 378 kcal/ 1582 kJ
Proteínas (Protein) 11,00 g
Hidratos de Carbono (Carbohydrates) 64,40 g
De los cuales azúcares (Sugars) 1,00 g
Grasas (Fatty acids) 4,20 g
     De los cuales saturadas (Saturated) 0,70 g
Fibra  (Dietary fibre) 8,50 g
Sal(Salt) 0,012g

Mijo Dulce – BIO

Familia: Poaceae

Nombre científico: Panicum miliaceum

Nombres comunes:

Mijo dulce, proso millet, broom corn, foxtail millet.

Descripción:

El mijo es un cereal anual de grano pequeño y la altura de las plantas varían en altura de 30 a 130 cm, y aproximadamente 2.5 cm (1 pulgada) de espesor. (foto tomada de gastronomiaycia.republica)

Se cree que es originario de Africa y que posteriormente ingresó a Asia por la India.

Actualmente su uso, debido a sus propiedades nutricionales, se ha extendido al continente europeo y poco a poco se va introduciendo hacia América. Las mayores zonas de producción son Ásia, Africa y Europa.

Propiedades

ENERGÍA Y PROTEÍNAS

El Centro Nacional de Biotecnología – USA, indica que el mijo es una fuente importante de energía y proteínas y tienen un alto valor nutritivo, en comparación con los principales cereales como el trigo, el arroz y el maíz.

MINERALES

Siendo el mijo el único entre los cereales debido a su alto contenido de calcio, hierro, potasio, magnesio, fósforo, zinc, fibra dietética, polifenoles y proteínas.

SIN GLUTEN

El mijo dulce no contiene gluten, ideal para las personas que son intolerantes al gluten, es fácil de digerir.

SISTEMA NERVISO

Contienen una gran cantidad de lecitina, que proporciona un excelente soporte para la salud del sistema nervioso al ayudar a restaurar la función de las células nerviosas, regenerar la fibra de mielina e intensificar el metabolismo de las células cerebrales.

 

MICRONUTRIENTES Y VITAMINAS

El mijo dulce también es rico en micronutrientes como la niacina, las vitaminas del complejo B, la vitamina B6 y el ácido fólico.

AMINOÁCIDOS ESENCIALES

El mijo dulce generalmente contiene cantidades significativas de aminoácidos esenciales, particularmente aquellos que contienen azufre (metionina y cisteína). Son buenas fuentes de aminoácidos esenciales, excepto lisina y treonina, pero es relativamente alto en metionina.

ALIMENTO FUNCIONAL

El mijo es rico en fitoquímicos que promueven la salud y se consideran alimentos funcionales. Según Shobana S. y Malleshi N. G. (2007) el consumo de mijo se asocia con un menor riesgo de diabetes mellitus tipo 2 porque los granos integrales como el mijo son una fuente rica de magnesio. El magnesio actúa como un cofactor en varias reacciones enzimáticas que regulan la secreción de glucosa e insulina. El magnesio también puede reducir la frecuencia de las migrañas y los ataques cardíacos, y es beneficioso para las personas que sufren de aterosclerosis y enfermedades cardíacas diabéticas.

El mijo es una buena fuente de fósforo, que desempeña un papel vital en el mantenimiento de la estructura celular en el cuerpo humano. El fósforo en el mijo ayuda en la formación de la matriz mineral del hueso y es un componente esencial de la ATP.

Una sola taza de mijo cocido proporciona alrededor del 24% del requerimiento diario de fósforo del cuerpo. Además, el fósforo es un componente muy importante de los ácidos nucleicos, que son los componentes básicos del código genético.

Presentación

Disponemos de formatos granel, horeca y retail

25 kg
5 kg
1 kg
500 g

Ingredientes

Mijo dulce – variedad Xiaomi (100%) – Procedente de cultivo ecológico.

Origen

China

Uso

Mediante cocción. 1 porción de producto por 2 de agua. 20 a 25 minutos a fuego lento.Una vez cocido se puede emplear como guarnición, mezclar con ensaladas o como ingrediente de batidos.También se puede cocer a la vez con el arroz, quinoa, lentejas, o cualquier otro alimento cuyo tiempo de cocción no sea menor a 15 minutos.

CROQUETAS DE MIJO CON ZANAHORIA (adaptado de lacocinaalternativa)

Ingredientes

Para 20 bolitas:

  • 50 gr de mijo y el doble o triple de agua para cocerlo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla
  • sal, pimienta y orégano
  • pan rallado integral para rebozarlas. Hemos usado pan integral

Preparación:

  1. Lavar el mijo en un colador bajo el agua hasta que ésta salga transparente.
  2. Hervir el mijo con agua y sal unos 20 minutos. Dejar enfriar para que se apelmace como una masa.
  3. Rallar la zanahoria con el rallador del queso. Así queda más finita que en la picadora y se freirá mejor.
  4. La cebolla picar en trocitos finitos.
  5. Juntar en un bol el mijo cocido, compacto y blando, las verduras y las especias al gusto y mezclamos.
  6. Ir cogiendo masa con una cuchara y haciendo bolitas que iremos rebozando en un plato con pan rallado. (Si la masa no estuviese suficientemente compacta, añadir 1-2 cucharadas de harina).
  7. Freír las croquetas en una sartén con aceite caliente en la base unos 5 minutos y dar vueltas para que se tueste por todos los lados.
  8. Pasar las croquetas a un plato con papel absorbente para que chupe el exceso de aceite y ya estarán listas para disfrutar recién hechas.