Sirope de Ágave

Información nutricional

(Valores por 100 g.)

Energía 1400 kJ/333 kcal
Proteínas 0,00g
Hidratos de Carbono > 98,00g
De los cuales azúcares Fructuosa: 60-75%

Dextrosa : 3 – 12 %

Sacarosa: < 1 %

Inulina: < 5 %

Grasas 0,00g
     De los cuales saturadas 0,00g
Fibra 0,00g
Sal 0,00g

ALÉRGENOS: —

Sirope de Ágave- BIO

Presentación

Cubo de 25 kg

Ingredientes

Sirope de ágave (100%) – Procedente de cultivo ecológico.

Origen

México

Descripción

El programa de Control de azúcar natural en sangre menciona que el agave es preferido como un edulcorante para reemplazar la miel por los veganos y se usa en muchos productos alimenticios naturales y orgánicos. El néctar de agave se obtiene del jugo del sirope de agave o agave tequilana. Los jarabes de agave son más dulces que el azúcar, por lo que se puede usar menos para reducir la ingesta de calorías.

La creciente evidencia ahora sugiere que el aumento en el consumo de carbohidratos, especialmente los azucares refinados con alto contenido de fructosa, es un factor muy importante que contribuye al desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2. El agave se usa como una alternativa más saludable a los azúcares refinados, en parte debido a su bajo índice glucémico que ayuda a prevenir los picos en el azúcar en la sangre.

Los principales beneficios del uso y consumo del agave de sirope son:

  • Fortalece el sistema inmune.
  • Aumenta la densidad mineral ósea.
  • Regula el azúcar en sangre.

Las cualidades antimicrobianas y antibacterianas lo convierten en un excelente remedio tópico, ya que puede reducir la inflamación del área afectada.

Uso

El sirope de agave se emplea en recetas de gastronomía, repostería y panadería.

Para un buen uso del sirope de agave se debe tomar en cuenta:

  • El sirope de agave cuando es horneado puede provocar una ligera capa grasa o costra encima de nuestras preparaciones, para evitar esto lo ideal es unirlo siempre a los líquidos que pide la receta o a las grasas como la mantequilla, asegurándose de hornear la preparación rápidamente para que se mantenga el sirope en la mezcla y no se separe.
  • Es conveniente reducir la temperatura del horno unos 30 ºC en relación a la temperatura del horneado que nos recomiende la receta original con azúcar, así se evita que las preparaciones queden excesivamente tostadas.